CONCEPTO

La madera laminada se compone de piezas de madera unidas mediante finger-joint, utilizando un adhesivo estructural para uso exterior. Las piezas resultantes son más resistentes y estables que la madera común, y entregan una gran versatilidad a la hora de diseñar estructuras de gran tamaño y/o formas complejas, permitiendo salvar grandes luces y construir elementos rectos, curvos y de sección variable, alcanzando incluso los 30 metros de longitud.

FABRICACIÓN

El proceso de fabricación de la madera laminada comienza con la clasificación y trozado de la madera seca, la cual es sometida a controles de humedad y resistencia. Luego, los trozos de madera de un mismo grado son unidos en piezas tan largas como el elemento a fabricar, usando uniones endentadas o finger-Joint.

Cada lámina es cepillada por sus dos caras, de modo de generar una superficie óptima para el encolado, para después ordenarse en la ubicación que tendrán en el elemento laminado. Finalmente, cada pieza es encolada y dispuesta inmediatamente en las prensas, donde se les aplica la presión necesaria para asegurar un buen encolado, en prensa hidráulica o mecánica.

 

Más información